jueves, 2 de febrero de 2017

Canalices


Canalices 
(28/1/17. Canalizos, Hoya Mayor, Sierra de Bejar)

Había ganas de hielo y para asegurar el tiro y no malgastar family points, me chivó el internete que había condiciones aceptables por este rincón de la Sierra de Bejar. Así que para allá nos fuimos a disfrutar de buen hielo. 

Madrugón de los buenos, nos platamos a las 9 en la plataforma del Hotel el Travieso, encima del pueblo de Candelario tras casi las 3 horas de viaje. 

La aproximación es sencilla, se sale por un sendero detrás del Hotel, que  con huella abierta se hace fácil y se cruza la carretera hasta salir a esta otra vez y en una curva de 180º sale el sendero que subiendo lentamente y ladeando un poco, se llega en aprox 30’ más a las cascadas. Aprox 1h en total a ritmo tranquilo.

Vista de las cascadas cuando volvimos al final del día
Este día no las vimos por la niebla, hasta estar encima de ellas. A la bajada se abrió un poco y quedaron bonitas estampas. 

Parte derecha: Hicimos aprox. Canal de la trucha drda. La cascada enmedio, y La normal a la izda
Había un par de cordadas en la zona “fácil” y otra en la zona izda. Miré el croquis y dije de empezar por lo más tumbado… 
 
Parte central... incluso cogian algun bolt que afloraba
Parte izda... menuda pinta


La canal de la trucha, WI3. 

Me equipe como si fuera para abrir una vía en el Himalaya y mire para arriba. Allí, en el pie de vía, por unos instantes sentí, lo que mi colega Nacho llama, el “flinch”. Esta palabreja es procede de la jerga del boxeo, que Piña si conocía por su experiencia, pero que yo desconocía… por ese nombre, aunque ya lo había sentido muchas veces… jeje. El termino en cuestión, solo describe la reacción que tiene el propio cuerpo ante el miedo de ver que le viene el puñetazo, este reacciona cerrando los ojos y bajando la defensa, cosa que puede aprovechar el rival para noquearle. Esto se puede aplicar a casi cualquier faceta de la vida, ante cualquier adversidad el cuerpo le entra el miedo o la incomodidad de afrontarlo y no lo hace o lo dilata en el tiempo para minimizar el posible daño.  

Una de las cosas que te da la experiencia… poca en estas lides… aunque algo vamos ganando flinch a flinch… es que antes sentía el miedo y no me atrevía o me costaba muchísimo… ahora lo siento pero me atrevo… siempre poniendo en la balanza la prudencia y el realismo de ver que se puede sacar la vía o la escalada en cuestión… claro esta… tampoco es cuestión de hacer locuras.

Volviendo a La canal de la trucha, y dejando mi flinch a un lado, empecé la canal, quite un poco de nieve para empezar y había un agujero por donde veía correr el agua debajo, lo que me obligó a empezar por la izda hasta unos 3-4 metros para después pasarme a la propia canal. Unos toques sutiles para recordar cómo era esto de clavar los crampones y piolets y al segundo pioletazo me resbalé…. Primer susto del dia… para coger confianza… por suerte caí en un montón de nieve polvo que amortiguo sin más mi pequeña caída.
En la canal de la Trucha

Clavé más fuerte en el segundo intento, y conseguí llegar a la canal sin contratiempos, un tornillo por aquí… petaillo por allá… al haber nevado el día anterior la canal tenía nieve costra encima del hielo que tenía que ir saneando y algún escalón que parecía se desmoronaba tras la patada con el crampón… no recordaba lo bien que me lo pasaba en el hielo… jeje... pero bueno más o menos, tornillo a tornillo fue saliendo hasta un último resalte por la derecha algo más tieso que era obligado, ya que también arriba había otro agujero donde afloraba la cascada en forma líquida.  Salí y enseguida divise una reunión con cadena y argolla que estan puestas ya que en esta misma pared, en verano se escala deportiva. Lo que me sorprendió para mal fueron mis dedos... no se porque se me quedaron como el hielo... y que gustito cuando entra la sangre de nuevo... es lo que tiene hacer lo que a uno le gusta.

Monte el descuelgue, baje y subieron ambos comprobando el estado quebradizo de esta primera vía. A Piña que fue el último en subir le hice el encargo de montar un tornillo en la parte de arriba para direccionar la cuerda en la siguiente vía a la izda. 

La cascada WI3+/4

Se supone que es WI3+ pero yo creo después de hacerla que la parte de arriba sube un poco más.
Nos pusimos a ello con la cuerda por arriba, todo se ve de otro color. Solo te centras en intentar escalar lo mejor posible, y a medida que subes vas notando que algo no haces bien, intentas recordar la técnica gestual… tobillos bajos, pioles separados al menos unos 60cm y algo por encima o por debajo, para evitar que fracture el hielo, intentar equilibrar el cuerpo… aunque esto no lo hice por eso me pete tanto. 

Empezando lo más tieso
La primera parte era más fácil, una pequeña repisa y se ponía tieso, tieso hasta la salida que era vertical totalmente… 90º o por ahí… no sé cómo miden los grados… yo solo sé que esta tumbao, tieso, muy tieso, desplomao y desplomao que te cagas tirando a que me doy la vuelta… jeje.
 
Sucesion de fotos avanzando por La cascada

Empezando lo más duro

Apretando

Saliendo



Me di cuenta que según subía no podía abrir la vía (ir de 1ºpara los puristas), sin descansos. Si hubiera entrado tendría que haber ido parando en los tornillos. La cordada que teníamos al lado tenía un invento para quedarse colgando del piolo sin cargar brazos, al estilo de la placa slyde pero con un chapa… curioso. 

Piña en el tramo duro
Picando hielo par los mojitos

Subieron Jose y Piña… y le lié otra vez para que cambiara la reunión y la pusiera más a la izda para hacer la siguiente línea. Estaban varias cordadas y espero a que quedara libre y luego no nos comunicamos bien si le descolgaba o si rapelaba. Al final subí yo por la derecha de las cascadas en un corredorcillo más o menos fácil pero para no despistarse, a cambiar el descuelgue porque el tornillo que puso para direccionar la cuerda, paso ambos cabos con lo que no corría. Al final tardamos un poco más, pero bueno, de todo se aprende, walkies y comunicación previa para la próxima.

Salia el sol de vez en cuando
La normal WI3+

Esa línea al final del día estaba ideal para progresar, ya que el hielo empezaba a chorrear un poco y los crampones y piolos entraban fenomenal. Además la línea era algo mas tumbada que la anterior y había tallados de las cordadas anteriores, con lo que el ascenso se hacía más fácil. Otra cosa hubiera sido proteger en ese hielo… pero esto para otra ocasión... subieron la pareja y yo el último. Comprobé que posicionándose mejor, clavando bien crampones y también que ya ibas calentando en el tema, pues salió mejor y más fácil… lástima que fuera la última línea. 
 
El espolon 4/4+... aprendiendo de los buenos
Desmonte la reu, rapelé, recogimos cuerdas y cacharros y bajamos rápido que al final se nos hacía de noche. Llegamos al coche en poco más de 40’… casi las 7 de la tarde… como se va el tiempo!! 

Conducimos bajo los efectos de Bowie hasta Candelario, donde encontramos un camarero “curioso” en el Meson El Ruedo. Aún no tenía la cocina abierta y nos recomendó otro sitio de camino para cenar… La Traviesa pasado el Pto de Villatoro, antes de llegar a Ávila, donde nos metimos un chuletón para compensar las energías gastadas… aunque yo le estuve dando vueltas hasta el día siguiente… ya estoy viejo hasta para comer.

Para engrasar la cadena...

Info adicional: 

1-Las líneas tienen aprox 20-25 m máx se pueden hacer en top. con cuerda de 60 m vale. Nosotros utilizamos 2 dobles, si se va de primero es lo suyo. 
2-Las reuniones con más nieve lo mismo tienes que escarbar y pueden estar tapadas. Imagino que con el transito de cordadas se van destapando a no ser que se pille la zona despues de una gran nevada.
3-Croquis:
                Hay uno  bueno en internet de Mundo vertical de los Hnos Cano.
              Tambien se puede consultar la guia de Barrabes, "Guia de escalada en Salamanca" de D.García y M.Lopez, para ver el sitio y el paño que en verano se escala deportiva.
4-Hay otra línea pequeña a la derecha de la Canal de la trucha, para empezar si esta lleno.
5-La escala de graduación de hielo podéis consultar en montañayalpinismoclasico, como siempre el maestro Carlos Gallego aclara las dudas... para empezar , luego entran otras dudas de otro tipo...jeje.


viernes, 30 de diciembre de 2016

Esteban Altieri, denominación de origen.



Esteban Altieri, denominación de origen.
(Pico de la Miel, La Cabrera (29/12/16))

Como suelo hacer antes de decidirme a realizar una vía de escalada clásica, me informo de  cuál es su dificultad, su roca predominante, el tipo de escalada, cómo y quién la abrió y para finalizar el porqué de su nombre. 

Dicho así, parece que afronto en cada vía, una disección de muchos aspectos, para elegir una vía de escalada, pero en realidad no hay nada de fragmentos, sino que todo, forma parte de lo mismo. Es como conducir, miras por el espejo retrovisor, giras el volante, aprietas el embrague, cambias de marcha y pisas el acelerador. Escalando pasa lo mismo, la vía te seduce por algún detalle, alguna foto que has visto, compruebas si el grado es para personas humanas, te informas si es una de las clásicas y a partir de ahí solo queda liar a los colegas para meternos en faena.

Tan cerca y tan lejos del mundanal ruido

De esta vía lo primero que me gustaría contar, es la persona que dio nombre a la vía, Esteban Altieri, un escalador que con 18 años ya empezaba a despuntar en la década de finales de los 70. Corrían nuevos aires por España, impulsos renovadores que como en muchos otros ámbitos, arrastraron también a la escalada. A pesar de haber varias vías denominadas con su nombre, Esteban Altieri solo abrió una única vía en El Peñotillo. Las demás vías con su nombre, fueron homenajes de sus amigos, para recordar a ese gran amigo y escalador perdido trágicamente. El fatal desenlace se produjo el 15 de abril de 1979, una avalancha arrastro a Esteban, entre otros montañeros, en la zona de la Apretura de Galayos… algo casi impensable hoy en dia, en estos últimos años de calentamiento global y poca nieve.

Así en homenaje, quedaron diseminadas por la zona centro, varias Esteban Altieri

En el Yelmo


Salida de la Hermosilla por la Esteban Altieri del Yelmo
En los Riscos de Villarejo
 
Salida de la E. Altieri por los Macarenos

Y la que me atañe en esta entrada, la del Pico de la Miel.  

Visto en perspectiva, he escalada las otras dos, con variantes de entrada en la del Yelmo y de salida la de Villarejo, pero ambas tienen el mismo sello de grandes escaladas clásicas... una denominación de origen, y la del Pico de la Miel no iba a ser menos. Esta última se abrió en 1979  a cargo de Juan Altieri, Gregorio Arranz, Juan Lozano y Manuel Segovia.

Croquis casero de la Esteban Altieri del Pico de la Miel

Con observar desde la lejanía el Pico de la Miel, se puede ver perfectamente el trazado de esta vía, totalmente lógico y directo, más aún cuando se realiza en los últimos años el segundo largo por lo que es la vía Julio Alaiz, ya que en el 2º largo original se produjo una serie de desprendimientos que durante cierto tiempo imposibilito el paso de escaladores. 

La vía consta de 140 m aprox y 4 largos, cada uno de ellos con su miga y su gracia, una vía muy continua y creo que de las más duras que he hecho hasta la fecha.

Pie de vía de Altieri, Alaiz y Loquillo
1er largo, V+, 35m. Es una magnifica y gran laja en forma de África al revés, limitada a la derecha, por los imponentes diedros de la Alaiz y del Diedro Loquillo. Se inicia en unos pasos con 2 bolts con pequeña travesía a izda para coger la laja y montante a ella. Se alternan pasos de empotre y pasos en baravesa aérea, que dan su cosa. 

Iniciando la escalada
Entro Nacho que venía con ganas, decía que si quería hacer el 3er largo debía “calentar” en el primero… así que Piña y yo le dejamos de buen gusto…jeje. Lo sacó bastante bien, al subir yo lo que primero comprobé, fue que una vez que coges la laja, la cosa no relaja, sobre todo porque es muy vertical e acojona bastante. Además te pilla a “balón parado” sin calentar y parece más difícil aún. 

Cogiendo la laja
Para mí el paso más tonto es el de empezar donde había un empotrador abandonado, ya que la fisura es muy estrecha y no permite meter ni las yemas de los deillos… tirón de cinta y solucionado. En clásica se va de otra manera y los purismos quedan en segundo plano. Después un paso de obligada baravesa (creo que es lo más normal porque empotrar sería muy raro) que sales al vacio y da su cosa, pero luego sale bien.

Pasado el tramo duro

Desde arriba
 Se protege  con dos bolts al inicio y luego en la propia laja se meten cacharros de todos los tamaños, y a día de la escalada, hay un empotra al inicio, luego un friend amarillo y más arriba, otro azul algo más nuevo.

Piña llegando a la R1
2º largo, 6a+, 20m. Como dije, es el de la vía Julio Alaiz, pero que últimamente se hace por aquí por darle continuidad en la dificultad. Es una placa fina con 4 bolts. Los pasos de la 2ª a 3ª son los más finos, y se debe “navegar” un poco para ir cogiendo lo poco que hay. Preciosa placa para los que nos gusta este tipo de escalada.

Metido en la placa
 
Nacho empezando lo fino

Me toco a mí y la verdad es que me sentí muy bien. Leyendo bien las regletinas y los pasos, me salió más o menos bien… fina aunque pareciera facil... todo lo fácil que es una placa de 6a+ en La Cabrera. Por ciertos momentos me recordó a la placa de la Julito. La protección son 4 bolts.

3er largo, 6a+, 40m. Diedro vertical, de aspecto fiero, que se confirma cuando entras. Se entra por una bañerita a derecha del propio diedro, se remonta y hay varios descansillos en la primera parte que dan la vida. 

En el banquillo de la R2 esperando salir al terreno de juego

Después para mí la parte más dura que es llegar al techín, porque no hay mucho agarre, tienes que ir en baravesa con los pies muy altos porque la roca es algo patinosa. El paso del techín sale mejor de lo que parece con unas regletillas a la derecha y después se sigue en la fisura empotrando pies y manos o algún paso en placa… con dolor de dedos. Reunión en encina.

Empezando el diedro, protege con el DMM 00
 
Asegurador atento por si aca... que el grado pica.

Apretando en el tramo más duro
Superado el techo
 

Nacho lo saco de primero como un león. Paró, busco, subió y llego. 

Entrando a la bañerita inicial


Piña superando techo

Piña sufrió y yo me tuve que parar también en el techo… había temazo justo antes de llegar allí.  Después me deje el meñique en los empotres, pero era más fácil.

Descansando en el techo
Apretando despues

Lo bueno es que se protegía bastante decente, con cacharros pequeños-intermedios al principio, un clavo, algún empotrador queda muy bien en la primera parte y después del techo friends intermedios-grandes.

Recuperando energias en la R3
4º largo, V+/6a, 35m. Se sale de las encinas y tienes el “paso del culo”, una fisura rara de coger, no sabes si ir por la derecha o izda, parece que al final lo mejor es empotrar pies y dedos en la fisurilla y tirar.Después fácil a reu en cable de acero o dos cáncamos a izda. 

En el "paso del culo"
Le tocó a Piña, que tras pensárselo un poco, se arreó el paso bastante bien. Al hacerlo de segundo, comprobé porque se lo había pensado Piña… me costó bastante porque es muy raro, te obliga a ir a izda pero luego la propia fisura te escupe a derecha… nada empotrar pies, un poco de decisión y listo. Se protege con un tótem pequeño azul, o similares un pelín más grandes, después fácil con alguna cosilla para quitar miedo hasta la reu.
El señor Piña asegurando en la R4

Puede hacerse un último largo de unos 10-15 m, IV, que sale por unos bloquecillos a cumbre. Es fácil pero cuidado si se recoge la cuerda como hicimos nosotros.


Cima
Cumbre, fotos y alegría de haber escalado esta gran vía. Una clásica que merecía la pena, aun sabiendo que iba a ser bastante dura. Desde luego que una vez realizada, no hay  duda que acertamos en la elección, a pesar de ser la menos votada de nuestra particular lista de objetivos a escalar, en esta sierra tan gratificante y mágica, como es La Sierra de la Cabrera. 

Brindis por las proximas escaladas
En breve estamos liaos otra vez… para el año que viene, un 2017, que esperemos sea mejor o al menos tan bueno como este.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Escalada antes de Navidad (Diedro de la Deportiva (Aguja sin nombre, La Cabrera))



Escalada antes de Navidad (Diedro de la Deportiva (Aguja sin nombre, La Cabrera) 23/12/16

            Tras varios días de escalada deportiva, decidimos coger los cacharros e ir a por una vía que teníamos pendiente hace tiempo. La verdad es que entre lesiones y parones no estoy entrenando mucho, por no decir prácticamente nada, solo de día a día de escalada, por lo que la confianza con la que iba no era grande, aunque por el contrario me encontraba con muchas ganas, cosa que no todos los días me sucede. 

Fui con Jose desde Alcalá y quedamos a las 10, con Nacho que llevaba nuevo compañero, Paco, un colega del roco y buen fichaje… se le ve suelto… jeje. No madrugamos,  algo no habitual en nosotros, pero necesario para minimizar el frio matinal que a estas fechas se hace notar. Por suerte, hizo muy buena temperatura para escalar. Aproximamos igual que cuando fuimos a la Aguja de la Pirámide para hacer el Espolón Vampiro, pero desviándonos a la izquierda para llegar al objetivo de hoy, la Aguja sin nombre… aunque ya tiene ese nombre, y al pie de vía de la elegida para sufrir un poco, el Diedro de la Deportiva
Agujas de la Cabrera
La vía se abrió en 1970 y debe su nombre a los aperturistas que pertenecían a la Sociedad deportiva excursionista, quedando reducida al final a Diedro de la Deportiva. Al principio tenía varíos pasos en artificial, pero en 1978, el famoso Musgaño la forzó en libre, quedando hoy en día en un grado duro (6a) pero asequible para ir en libre… aunque se guarreé un poco… jeje.
https://3.bp.blogspot.com/-WI8QLiCcU-w/WAUMDLpyKOI/AAAAAAAAKxA/2qAykueHKMwExrUwKlt2Z6syPHzWpq8cwCLcB/s1600/P1090510.JPG
Croquis de http://utopiavertikal.blogspot.com.es
La lógica impuso que nos repartiéramos en dos cordadas de dos, y fui con Josele. Empezó Nacho y al poco le vimos sufriendo un poco, ya que el diedro se le veía peleón. 

Inicio de las dificultades en el 1er largo
Un paso aquí, protege allá, aprieta, aprieta, descansillo, aprieta otra vez… no daba mucha tregua como comprobé cuando lo subí. Subió Paco rápidamente y entro Jose que le toco el primer largo por sorteo de palitos… para no quejarnos del largo que nos toca…jeje. 

Pasado lo más duro


Paco metido en faena

Buen postureo
Se notaba que le faltaba un poco de confianza por no hacer clásica hace tiempo y porque no se veía, según él, fuerte físicamente, pero protegiendo y pensando algún paso lo saco muy bien. Subí y enseguida pude ver que los pies que parecían  buenos desde abajo no lo eran del todo, y que apretaba más de la cuenta, V+, grado bien puesto que a mi parecer incluso en un par de pasos, donde está el clavo y paso el techín puede rozar el 6a… el grado, como siempre cuestión de debate. Este largo tiene un friend empotrado y el clavo un poco más arriba, por lo demás decir que se protege bastante bien y tienes lo justo para ir subiendo sin petarte si lo haces bien, es decir, buscando pies y abriendo patas para no ir tirando de brazos en demasía. Aún así es un largo bastante físico.

Por encima de Nacho se ve el diedro del segundo largo
Mientras subí yo Nacho y Paco subieron el 2º largo, que es la estrella de la vía. A partir de ahí cogieron la directa y ya no les vimos.

El 2º largo continúa el diedro por encima de la reunión con 2 argollas, y se pone más vertical si cabe, incluso pelín extraplomado en la salida, aunque se sale mejor que al iniciar el propio largo, porque tiene buenos agarres. Me tocaba a mí y como dije al principio lo cogí con confianza y ganas, además me reafirme en mi subconsciente al haber hecho el primer largo bien y sin pasar ningún apuro. 

Desde el inicio debes buscar las regletillas que hay en la pared derecha, para abrir piernas y no petarte de brazos, llegas a algún reposo y proteges más o menos decente, lo bueno para los que vamos justos de grado es que se protege muy bien, con friends intermedios: (sin orden) amarillo, rojo, verde, azul y morado de DMM, gris X4 Camalot  y gris DMM grande al final en la fisura ancha de la derecha, pero puedes meter azul o incluso amarillo un pelín más abajo. Descanse colgándome un par de veces, más que nada por ir en plan “amarrategui” pero con un poco de empuje se puede sacar del tirón. Lo que sí es importante es que no hay que entretenerse más de la cuenta protegiendo porque sino, si que te petas. Hay que acertar con el friend al ver la fisura donde lo quieres meter.

Jose saliendo de lo duro del 2º largo
Y se sale bien con buenos agarres, después se continúa por unos bloques y enseguida se llega a la reu que tiene un par de cordinos a puente de roca y encina unidos con maillón. Se puede montar varias alternativas entre las fisuras que hay en esta repisa, donde anidan buitres en épocas de cría (de enero a junio).

Vistas del Pico de la Miel
Subió Jose y se encamino al siguiente largo, un poco guarrera la salida por encima, que enganchas las ramas de las encinas y entre bloques llegas a un callejón, más fácil de lo que parece, saliendo a una repisa, desde donde se ve un muro vertical, también de aspecto más fiero de lo que resulta ser, porque tiene buenos agarres a los bloques donde Jose tenía montada la R3, con un lazo a bloque. 

Desde aquí se tienen dos opciones, la placa con un bolt alto por la derecha, o por la izda el “paso del bocadito” marcado con un clavo al inicio. Me tocaba a mí este último largo para hollar la cima. En principio me encamine a la placa… me asome… uff que ostia hay desde aquí… hay que subir a una repisita sin poder proteger, con un pie-mano… me dice Jose que por el otro lado está el clavo… vamos a echarle un ojo… jeje. Si no hubiera habido otra opción pues a sufrir este paso y placa expuesta, pero habiendo algo más fácil… pa’que sufrir… así que me fui al “paso del bocadito” chapando el clavo al inicio, te agachas y proteges, y enseguida sales a unos bloques desde donde se ven las argollas del rapel y la verdadera cima unos 10 m por encima, chape un bolt del rapel y me metí entre las dos rocas cimeras, me asome… vaya pinta también tiene esto… se veía un bolt protegiendo el paso pero si caes la ostia es buena… miré un poco, y ví que tienes que encarar la escalada por la cara contraria a la que vienes… unas regletillas que con confianza sale bien pero algo de musgo le da misterio al asunto… así que para terminar no estaba mal la trampa final… una vez te aúpas a la regleta grande ya puedes chapar la reu de cima, que tiene un bolt y un buril con argolla. La cima es muy “torreonera”… super estrecha y algo incomoda, para recoger  cuerda.  
Pasando por el rapel final antes de encarar el último tramo



Subió Jose dándose el último paso cogiendo unas regletas algo más abajo. Abrazo, fotos para demostrar que somos escaladores de Facebook y para abajo. 
Selfies y tonta's

Rapel de 10 metros hasta las argollas buenas, y después de varios jaleos de cuerdas, monte el siguiente rapel que no sabía muy bien donde iba, en principio se veía evidente hasta unas encinas, aprox 30 m más abajo, pero en unos croquis vi que había rapel de 60m… la opción más razonable y la que hicimos fue el rapel de unos 30 m aunque lo hicimos con las dos cuerdas, hasta las encinas y después con cuidado se puede destrepar fácilmente. 
Se ve el rapel montado con las cuerdas de la cordada que venia detras
Justo al terminar el destrepe, estábamos a los pies del Trono, otra aguja con varias vías caídas en el olvido, y nos asomamos a ver la hiperclásica Metamorfosis en la aledaña Aguja de los tres amigos. Menuda pintaza… por aquí tenemos que venir algún día aunque solo sea para sufrir haciéndola en artificial, porque desde luego que en libre a día de hoy me queda muy lejos. 
Aguja de los tres amigos con Metamorfosis
Lo bueno de la posible visita que hay varias vías más en cara este (Fisura del trueno, un V+ con nombre desconocido) y oeste (Triunfo del miedo, recta 6a …) incluso se pueden montar alguna por arriba para probar… así que cualquier día les lio a estos para “pasarlo bien” por estos lares. También me gustaría acercarme al Puro, ya cerca del Pico de la Miel, a ver las míticas: Metodología y Misticismo. Además Variante Aralar o Hablando de mujeres, V+ para hacer algo y lo otro para sufrir… jeje. También opción de hacer Gasparotto, V+ en el cercano Cancho de los Brezos.

Sin más volvimos intuyendo varías vías en la cara suroeste de la Aguja sin nombre, ya que se ven ciertas partes más limpias. Imagino que será alguna de las que nombra la guía de Escaladas en la Cabrera de la FMM, pero no es que sea muy buena para identificarla sin dudar. 
Buena pinta esta cara de la Aguja sin nombre
Un poco de zampa y para abajo a coger el coche y de camino a casa para llegar con las pilas cargadas a las cenas y comidas de estos días… ¡¡FELIZ NAVIDAD!!